• Atención personalizada
  • Envíos desde 3,95€ -GRATIS a partir de 60€
  • +34 722643306
  • hola@mayrarubi.com
  • Regalitos con tu compra
  • Atención personalizada
  • Envíos desde 3,95€ -GRATIS a partir de 60€
  • +34 722643306
  • hola@mayrarubi.com
  • Regalitos con tu compra

Pulsera BETSEY JOHNSON bolsito. Color oro

25,50 €

Quedan muy poquitas unidades...

Descripción

Preciosa pulsera de la diseñadora americana Betsey Johnson

Ideal para ocasiones especiales, es fina y elegante.

Como motivos tiene 3 piedras brillantes iridiscentes, un flor y un charm de bolsito relleno de brillantitos

ESPECIFICACIONES

* Producto hecho a mano

* Material: aleación de metales hipoalergénicos (no produce alergia)

* Chapado en oro

* Piedras brillantes iridiscentes

* Cierre de langosta (ganchito muy común en pulseras y colgantes)

* Largo total estirada: 23 cm aprox

Solo 1 unidad en stock!


CONSEJOS ÚTILES:

Ponte las joyas DESPUÉS de usar productos de estética. Evita en la medida de lo posible que entren en contacto con productos en spray, perfumes, cosméticos o cremas que puedan dejar residuos o crear abrasiones.

No utilices productos de limpieza con tus joyas puestas. Igual que los cosméticos, los productos de limpieza tienen químicos que pueden dañar el brillo e integridad de los metales y piedras preciosas. El amoniaco, la tintura de yodo y el mercurio son tres sustancias especialmente peligrosas para algunos metales.

Las joyas y el mar/las piscinas no hacen buena pareja. En verano, a todos nos encanta bañarnos en el mar o relajarnos en el jacuzzi, pero asegúrate de no llevar puestas tus joyas. La sal y el cloro pueden dañar de manera irreversible el color de los metales y diamantes.

Si vas a hacer deporte, deja tus joyas en casa. El sudor es ácido y puede dañar los metales. Además evitarás golpes que dañen el metal o debiliten los engastes, que a la larga podrían hacer que se pierdan las piedras.

Límpialas de la manera adecuada. Te recomendamos que tomes como hábito limpiarlas cada vez que las uses, simplemente pasando un trapo de algodón para eliminar huellas dactilares, grasas y polvo.

Guárdalas en el joyero y bien protegidas. También las puedes poner en una bolsita tipo joyería (de tela, de lino, terciopelo...), lo importante es que no les esté dando el aire y el polvo externo continuamente.

Examina periódicamente los cierres de las cadenas y pulseras para asegurarte de que no se abran.